Kim Kardashian solicita formalmente el divorcio de Kanye West

Kim Kardashian ha solicitado el divorcio de su marido Kanye West tras casi siete años de matrimonio y meses de rumores de que su relación se había roto. La abogada de Kardashian, Laura Wasser, que llevó la separación de Angelina Jolie entre otros famosos, ha presentado la petición oficial al Tribunal Superior de Los Ángeles. La estrella también ha pedido la custodia compartida de los cuatro hijos que tienen en común, de entre siete años y 19 meses.

,

A principios de enero, NBC News informó de que la pareja vivía separada y que estaba acudiendo a terapia. Kanye West, de 43 años, se había trasladado a Wyoming, mientras que Kim Kardashian, de 40 años, seguía viviendo en la casa familiar de California.

“Ha llegado al punto en que no han pasado tiempo juntos como pareja casada en meses”, dijo un informante al noticiero E! News, “Se han visto por el bien de los niños, pero han estado viviendo separados. Kim sabe que el matrimonio se acabó. Lo sabe desde hace un tiempo”.

“Ya no se trata del matrimonio, ella siempre se preocupará por Kanye pero se acabó entre ellos”, agregó la fuente. “Kim solo se concentra en lo que es mejor para los niños. Es una decisión difícil para ella y lo está resolviendo”.

Sin embargo, en febrero, Kim y Kanye dejaron de comunicarse y él se mudó de su casa. Como describió una fuente, “terminaron por completo y ya no hablan… Ella está tratando de mantenerse fuerte y seguir adelante con su vida”.

En los últimos meses, las vidas ahora separadas de Kim y Kanye comenzaron a tomar forma cuando la estrella del hip-hop se quedó en su rancho de Wyoming permanentemente mientras ella continuaba viviendo en Los Ángeles.

“Ella está haciendo lo suyo y él está haciendo lo suyo”, compartió una fuente con E! News de diciembre. “Ella no lo microgestiona ni se preocupa demasiado. Ella lo deja ir y ser quien es. Es lo que es”.

Sin embargo, en el centro de su relación seguían estando los niños. Como dijo la fuente, “todavía son una familia y se unen para los niños”.

Y cuando Kim celebró su cumpleaños en octubre pasado, Kanye estuvo allí para demostrarle su amor. El ganador del Grammy orquestó la creación de un holograma del difunto padre de Kim, Robert Kardashian, para desearle unos felices 40.

“Para mi cumpleaños, Kanye me dio el regalo más considerado de mi vida”, dijo Kim efusivamente en las redes sociales. “Una sorpresa especial del cielo. Un holograma de mi papá. Es tan realista y lo vimos una y otra vez, llenos de muchas lágrimas y emoción. Ni siquiera puedo describir lo que esto significó vivir esto para mí y mis hermanas, mi hermano, mi madre y mis amigos más cercanos. Muchas gracias Kanye por este recuerdo que durará toda la vida”.

,

Kim y Kanye intercambiaron votos en una lujosa ceremonia en Florencia, Italia, hace poco más de seis años.

El divorcio, presentado como un acuerdo amistoso, pone fin a una de las parejas más famosas del mundo, una unión de dos celebridades que ya eran muy populares antes de su matrimonio. Según varios medios estadounidenses, que citan fuentes cercanas a la pareja, la candidatura de Kanye West a la presidencia de Estados Unidos el año pasado fue uno de los detonantes de esta separación. Al margen de su campaña, el rapero, productor y diseñador había hecho comentarios incoherentes y publicado mensajes erráticos en Twitter que sugerían que su mujer estaba intentando internarlo en un hospital psiquiátrico.

El divorcio será millonario, pero no parece que el dinero vaya a ser un gran obstáculo, ya que el rapero está dispuesto a ser generoso. De la pareja, el que más dinero tiene es West, sin embargo, gran parte de su patrimonio neto está vinculado a su empresa de ropa, sin liquidez. Otra pieza clave de la fortuna del rapero está en su marca de zapatos, que es conocida porque cada par de zapatillas cuesta más de 200 dólares. El valor de la empresa está vinculado a Adidas, que fabrica, comercializa y distribuye las deportivas. Forbes estimó en abril de 2020 que la marca tiene un valor de 1.260 millones de dólares (unos 1.050 millones de euros).

Kim Kardashian puede tener menos fortuna que su esposo, sin embargo, cuenta con más liquidez y es menos dependiente de la tendencia de su marca, así como de los caprichos de sus consumidores.

Este sería el tercer divorcio de Kim que antes estuvo casada con Damon Thomas y luego con Kris Humphries.

,