La muerte separa el matrimonio más longevo del mundo

El ecuatoriano Julio César Mora Tapia, de 110 años, murió en su domicilio de Quito, y con ello llegó a su fin la que (según el Libro de los Récords Guinness) era la pareja de casados más longeva que había en el mundo, con el corazón roto, Waldramina Quinteros, de 105 años, se despidió el pasado jueves 22 de octubre de su esposo.

El matrimonio había recibido el 25 de agosto el récord Guinness como el matrimonio más longevo del mundo, con una edad combinada de 214 años y 358 días al momento de recibir este reconocimiento, dicho matrimonio tuvo 5 hijos (el mayor de ellos fallecido cuando tenía 58 años), 11 nietos, 21 bisnietos y 9 tataranietos.

,

La muerte separó a esta pareja que hace 79 años se juró amor eterno en una iglesia de Quito. Los hijos del matrimonio Mora-Quinteros dijeron a CNN que el encierro debido a la pandemia modificó el ánimo de sus padres, que extrañaban la vida que vivían antes del coronavirus, cuando las reuniones familiares y los abrazos no eran una amenaza.

«Ahora estoy triste por esto que veo que él ya no está aquí conmigo porque el final de la vida de él se va», dijo Waldramina a CNN.

Pocos días antes de que su padre falleciera, Cecilia Mora, hija del matrimonio. Había dicho al CNN que él fue el más afectado por las perturbaciones que trajo la pandemia, ya que cayó en una depresión. Contó que su padre perdió el apetito y que sufría de nostalgia por las actividades que realizaban en familia.

«Este problema de la pandemia afectó terriblemente a mis padres, han tenido un bajón notable, sobre todo mi papá. Extrañan tener esta casa llena, con los nietos, los bisnietos, tataranietos, todos los fines de semana. Ellos preguntan si están enojados, molestos o qué pasó», agregó Cecilia Mora.

Julio César y Waldramina, que dedicaron su vida a la docencia, compartieron además una curiosa historia de romance que empezó cuando eran muy jóvenes.

Según el relato de Guinness, ella solía visitar a una de sus hermanas, durante el periodo de vacaciones, en un edificio en Quito donde vivía Julio César. Y es que el esposo de su hermana era primo de él, y fue así como se conocieron y granjearon, primero, una buena amistad que se consolidó con siete años de noviazgo, al final del cual se casaron.

Se casaron el 7 de febrero de 1941 en una ceremonia íntima y secreta, ya que, como muchas parejas, había algún tipo de resistencia de sus familiares a la unión.

En una entrevista con EFE hace tres meses, Waldramina dijo que Julio César le encantó por su potencial literario, sobre todo por las poesías que escribía, mientras que él fue atrapado por la belleza, el gran corazón y el firme carácter de ella.

,

Fuentes de la familia indicaron a EFE que Mora Tapia murió alrededor de las 11:00 de la noche “al lado de su esposa Waldrita”, Waldramina Maclovia Quinteros Reyes, de 104.

“Cuando su hija Cecilia entró a verles, encontró sin vida a su padre”, dijeron las fuentes.

Oficialmente falleció por “demencia no especificada”, fue enterrado este viernes en uno de los cementerios de la capital.

,

Waldramina dijo a CNN que en un matrimonio siempre pueden existir tropiezos, pero que el amor, el respeto mutuo, la verdad y la solidaridad con los demás pueden mantener a una pareja unida por muchos años.