R. Kelly fue encontrado culpable en su juicio

El cantante estadounidense R. Kelly, intérprete del superéxito I belive I can fly, ha sido declarado culpable este lunes de crimen organizado y tráfico sexual tras un juicio de seis semanas que ha tenido lugar en Nueva York, en el que decenas de personas testificaron contra él, incluida la fallecida vocalista Aaliyah, quien se casó con R. Kelly en la década de 1990 cuando tenía 15 años.

,

En una declaración pública, el ex abogado de R. Kelly, Steve Greenberg, dijo, “Estamos extraordinariamente decepcionados con el veredicto que el jurado de Nueva York emitió hoy. Mike Leonard y yo creemos que el veredicto no fue respaldado por la evidencia y, en cambio, es un reflejo de la histeria provocada por un par de programas de televisión. Tenemos la intención de seguir luchando en nombre de R. Kelly para asegurarnos de que se está haciendo todo lo que se puede hacer”.

Kelly ha negado cualquier delito y se declaró inocente de todos los cargos en su contra, incluido el crimen organizado, el soborno, la coacción, la seducción y el tráfico sexual.

R. Kelly fue acusado por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York de delitos de crimen organizado, coacción y transporte de mujeres y niñas para realizar actividades sexuales ilegales en Estados Unidos durante dos décadas, cargos similares a los que afronta en Chicago, donde estuvo entre rejas desde su detención en 2019 hasta junio pasado.

Las acusaciones en su contra abarcan desde al menos 1992 hasta 2017. Durante el juicio, los fiscales dijeron que los presuntos sobrevivientes incluían a dos niñas que tenían 16 años y una que tenía 17 cuando lo conocieron por primera vez en diversas presentaciones, fiestas privadas u otros eventos públicos.

R. Kelly fue acusado por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York de delitos de crimen organizado, coacción y transporte de mujeres y niñas para realizar actividades sexuales ilegales en Estados Unidos durante dos décadas, cargos similares a los que afronta en Chicago, donde estuvo entre rejas desde su detención en 2019 hasta junio pasado.

En el transcurso del juicio que comenzó en un tribunal federal en Brooklyn el 18 de agosto, los fiscales llamaron a decenas de testigos, incluidos acusadores hombres y mujeres que afirmaron que fueron preparados para tener sexo y sufrieron abusos psicológicos.

“Él usó mentiras, manipulación, amenazas y abuso físico para dominar a sus víctimas”, dijo la fiscal Elizabeth Geddes en declaraciones finales, y agregó que su fama le permitió “esconderse a plena vista”, según informó el New York Times.